Saltar al contenido

Bodas en Mallorca, un entorno idílico para un día inolvidable

Celebrar bodas en Mallorca está de moda. Muchos extranjeros y también parejas de novios de toda España escogen esta preciosa isla para darse el «sí, quiero». Sin duda, bien sobre la arena, en medio del mar o en una típica finca señorial, cualquier lugar de la isla es perfecto para que tu ceremonia nupcial se convierta en un recuerdo inolvidable para toda la vida.

Una boda es un acontecimiento importante en el que no se puede pasar por alto ningún detalle: desde el vestido de la novia, hasta el número de invitados que queremos que asisten al banquete…

Por esa razón, nos detendremos en todo lo que debemos tener muy en cuenta a la hora de organizar un evento de estas características, para que todo salga a la perfección.

BODAS EN MALLORCA: ¿QUÉ TENER EN CUENTA?

A la hora de organizar una boda en Mallorca uno de los aspectos más esenciales es disponer del catering soñado. Nuestro menú de boda ya será uno de los elementos que más influirá en el éxito de esta celebración tan especial. Antes de decantarnos por un tipo de catering u otro, debemos tener claras las preferencias y el presupuesto que disponemos para la fiesta.

El aperitivo o cóctel de bienvenida, previo al banquete, debe durar entre 30 y 60 minutos aproximadamente. Los invitados estando de pie podrán conversar entre ellos y degustar la primera copa con un tentempié en un ambiente distendido.

Las bebidas es otro aspecto fundamental en la organización de una boda. Deben ser de calidad, combinando a la perfección con la oferta gastronómica del catering. Un buen maridaje, tanto en el aperitivo como en la comida o cena nupcial, ayudará a que la impresión de los invitados sea altamente satisfactoria.

Disponer de diferentes opciones de vino es fundamental si queremos agradar a todos los invitados de esta romántica ceremonia. Los blancos y los tintos son los más demandados por norma general, así como todo tipo de refrescos y cervezas. 

Por otro lado, el menú nupcial que decidamos servir determinará, sin lugar a dudas, el éxito o fracaso de una boda. La elección es complicada si deseamos agradar a todos los invitados, por lo que, si queremos acertar, los aperitivos deben ser variados y los platos principales sencillos y no muy pesados.

La cocina oriental, así como los mariscos o platos de caza son platos muy arriesgados, recomendables para los aperitivos. Para los platos principales, es preferible decantarse por carnes o pescados con alguna guarnición tradicional. El postre final o tarta de boda siempre es fundamental en cualquier boda.

Estos son algunos de los consejos que te damos para ayudaros en la organización de vuestra boda en Mallorca, en un entorno único que no podrás olvidar.