Saltar al contenido

Un paseo por las enigmáticas cuevas del Drach

En Mallorca, concretamente en la localidad de Porto Cristo, se encuentra uno de los lugares más misteriosos y paradigmáticos del mundo: las cuevas del Drach, una joya geológica que merece la pena visitar y que impresionará a niños y adultos.

No en vano es una de las excursiones más solicitadas por los millones de turistas que cada año visitan la isla, donde pueden admirar estalactitas y estalagmitas de gran belleza y recorrer uno de los lagos subterráneos más grandes del planeta.

El paseo por las cuevas del Drach es de unos 2,4 km de longitud, con una profundidad de hasta 25 metros. Incluye un paseo en barca por el Lago Martel, amenizado por un concierto en directo de música clásica que tiene una duración aproximada de 10 minutos.

CUATRO CUEVAS CONECTADAS

Este este paradisíaco, internacionalmente reconocido, se dividen en 4 cuevas que se encuentran conectadas y que reciben el nombre de Cova Negra -Cueva Negra-, Cova Blanca -Cueva Blanca-, Cueva de Luis Salvador y Cueva de los Franceses.

Muchos investigadores que han estudiado el origen de esta formación tan particular han llegado a la conclusión de que en su origen se trataba única cueva.

Con el paso de los años, sus paredes se fueron erosionando debido a la acción del mar Mediterráneo y de la sedimentación, dando lugar a las cuatro cuevas que se visitan en la actualidad.

LAGO INTERIOR DE LAS CUEVAS DEL DRACH

Este monumento natural fuera de serie tiene además un atractivo añadido: el famoso lago con el que se topan los turistas durante la visita guiada que realizan en su interior. El Lago Martel tiene una longitud de 115 metros y conforma un paisaje singular en la cavidad.

Puedes hospedarte en algunos de los mejores hoteles en Mallorca o bien viajar llegar a Cataluña, y alojarte, por ejemplo, en alguno de los establecimientos turísticos de la Costa Dorada.