Saltar al contenido

Sa Foradada

Sa Foradada

Si hay un atardecer de esos de postal enMallorca es el desde la Serra Tramuntana hacia el Mediterráneo. Hoy os traigo una excursión con niños a Sa Foradada, una experiencia preciosa que puede acabar con una puesta de sol de película.

Sa Foradada es un cabo de tierra con una cueva emblemática cuya forma recuerda maravillosamente a la nuestra querida Mallorca según desde donde se mire.
Para acceder a la excursión se debe ir primero a la finca de Son Marroig en la carretera que une Valldemossa y Deià. Mirando hacia el mar, podremos disfrutar de un inicio de excursión precioso desde su mirador. Desde allí, dejando el mar a la derecha y pasando por delante de la finca nos encontraremos una valla que deberemos pasar para acceder a la excursión (nosotros siempre que hemos ido hemos pedido permiso para pasar en la misma finca y siempre han sido amabilísimos).

La excursión es fácil de realizar, aunque la vuelta al ser pendiente puede ser un poco pesada para los más pequeños.

En el inicio es fácil el encontrarse con burritos que en las época menos transitadas se acercan a los excursionistas y niños sin miedo.

 

La bajada es un espectáculo porque se ve el mar y la Serra de Tramuntana todo el tiempo. A paso tranquilo hay unos 45 minutos desde la entrada hasta la punta. Una vez que llegáis en los meses calurosos hay un bar-restaurante que ofrece unas paellas deliciosas, pero si queréis ir de pícnic es también un planazo.

Sa Foradada es una de esas excursiones en Mallorca para ir con niños y en familia que siempre gusta y enamora. A la vuelta, ya arriba se puede tomar algo o simplemente echar un último vistazo antes de dejar la mágica roca atrás.

error: Content is protected !!